Vino y chocolate…

Cuantas veces, hemos oído, «este vino es perfecto para tomarlo con una carne roja», o «deberías probarlo con un arroz…», «el vino blanco es para el pescado»…
Como recordareis, en un post pasado hablamos sobre el maridaje y vimos unas cuantas reglas que pueden funcionar a la hora e elegir un vino (bajo mi punto de vista).

Hoy trataremos un maridaje muy particular: vino y chocolate.
Para empezar, hemos de pensar que existen infinidad de matices en los sabores de un vino. Debemos además pesar que el chocolate (puro), tiene un sabor amargo que además es muy potente.
Debemos pensar que el vino en cuestión debe tener una potencia e intensidad altas.
Los vinos con uva tempranillo, garnacha y monastrell son vinos de mucho cuerpo y muy intensos con lo que en principio, son los más indicados para acompañar el chocolate. Eso si, cada uno con sus matices dado que son uvas con características muy diferentes.
Otra regla importante (para mi…), es que el vino no tenga una punta de acidez muy alta dado que el amargor y la acidez no casan bien.

Y para que podáis probarlo en casa y sorprender, os doy un par de referencias con las que creo que no fallareis nunca.

* Señorio de Lazán Rsv (Somontano)
* Juan Gil Crianza (Jumilla)

Chin chin!!

No Comments Yet.

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies