Vino de misa

Pocas veces un vino tan «comúnmente» extendido fue tan desconocido y tan poco estudiado como el vino que el clero utiliza en las celebraciones eucarísticas.

Pues bien, antes de nada comenzaremos con una afirmación categórica, no cualquier vino está permitido para simbolizar la sangre de Cristo.

El Vino de misa debe ser exclusivamente de vid y elaborado con uvas maduras, como se estableció en los tratados del concilio de Florentino y de Tridentino, recopilado en el concilio eucarístico diocesano de Barcelona del año 1944.

Y aunque se prefieren los vinos dulces, no se permite la adición de mostos y mistelas sin fermentar, así mismo tampoco se pueden añadir taninos, colorantes, asépticos y clarificantes salvo la clara de huevo.

Acabamos señalando que la fermentación se puede parar para dejarlo dulce añadiendo alcohol vínico.

Resumiedo, estos vinos, tienden a ser más dulces de lo habitual, y no cualquier bodega puede producirlos pues debe ser autorizado para ello.

chin chin!!!

No Comments Yet.

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies