En que influye el suelo en el vino

Como podemos imaginar, las condiciones en las que las vides «trabajan» influyen notablemente en el posterior resultado final del vino. Si el clima era este o aquel, la altitud, contrastes de temperatura, pluviosidad, etc… pero, y el suelo…
Pues si, el terreno donde está plantada la vid marcará muy importantemente el resultado final del vino. Veamos como:

Normalmente, se cree que el viñedo debe pasarlo mal para dar un buen vino; de esta manera se ve con frecuencia que de tierras pobres, pedregosas y con buen drenaje, se consiguen muy buenos vinos. Por ello es imprescindible que el suelo tenga caliza, arcilla y componentes silicios, para obtener finura, bouquet, taninos y una buena estructura.
Los tipos de suelo mas frecuentes en España, son los siguientes:

Arcilla: Se obtendran vinos carentes de finura.

Arcilla caliza: Los vinos que procede de este tipo de suelo, serán vinos con finura, no de muchas graduación y con un buen bouquet.

Arcillas Ferruguinosas: Vinos con alta graduación y gran intensidad cromatica. Arenas: Sus vinos seran de poca graduación, agradables y de gran brillo.

Arena Caliza: Los vinos obtenidos, serán vinos aridos, de alta graduación.

Caliza: Estos vinos son muy apropiados para crianza y tendran una gran personalidad.

Fértiles y consistentes: Los vinos procedentes de este tipo de suelos seran bastos y perecederos.

Suelos húmedos: Se obtendra gran producción de vino en cantidad aunque no siempre en calidad. Despues de todo esto, podemos afirmar que en el suelo se deben combinar varios factores que son imprescindibles para que un viñedo este sano y sea fácil de trabajar; Un suelo que drene bien, que a su vez mantenga el agua y que no sea muy fértil, facilitara la maduracion de la uva cuando llegue el momento.

A partir de aquí, influyen factores como la profundidad del suelo, lo permeable y compacto que sea, lo pedregoso que pueda ser (cuanto mas pedregoso mas favorece el crecimiento de la vid porque posee un excelente drenaje y permeabilidad), su composición mineral (la presencia de ciertos minerales, es la responsable de algunos aromas en el vino y del equilibrio del mismo), la inclinación del terreno (cuanto mas llano, mas retiene el agua), el color de la tierra (cuanto mas clara sea la tierra, menos se calentara por los rayos solares).

Todos estos elementos llevados al resultado final, influyen directamente en el caldo. La presencia del hierro, dará color a los vinos tintos, mientras que el Magnesio, aporta energia, el silice, aportara suavidad y graduación, la caliza dara su toque en el aroma y cuerpo a la uva, generando como resultado distinción y graduación, la arcilla aportara taninos y consistencia.

Como podemos ver, en el éxito en la producción del vino no se puede dejar nada al azar… cualquier detalle puede contribuir a la consecución de un mejor o peor vino…

chin chin!!

No Comments Yet.

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies